davLa solidaridad de los zumarragarras nos permite ser unos afortunados

Somos afortunados de poder contemplar La Antigua y es que hay quien la cuida y protege. Y no solo a nivel institucional. A lo largo de la historia La Antigua ha recibido gran cantidad de donaciones, tanto materiales como económicas. La Zumarraga de hoy es la misma Zumarraga de siempre.

De igual manera ha crecido el pueblo: bienhechores han ayudado a que Zumarraga tenga equipamientos como hospital, escuela, instituto, asilo, cementerio, han colaborado a que llegara el tren o a conducir agua potable a las fuentes públicas.

Una reforma implica una transformación

La Antigua necesitó una reforma estructural en 1740. En la reforma la vistieron con elementos de la época: la dotaron de un púlpito, de un confesionario y de bancos.

En 1976 hubo otra reforma importante, que cambió la cara a La Antigua y dio paso a La Antigua que conocemos.

Aunque fue declarado Monumento Histórico Artístico Nacional en 1965 y Monumento Histórico Artístico Vasco en 1984, hoy día continúa siendo necesaria su protección. Por suerte la Asociación de los Amigos de la Antigua vela para su conservación y mantenimiento.

Aquello que ahora nos atrae antes era invisible

¿Puede imaginar La Antigua sin su magnífico espectáculo de vigas y tornapuntas? Pues antiguamente no se veía. Unas bóvedas de madera lo cubrían. Se eliminaron en una de las reformas más importantes que ha tenido La Antigua, en 1976.

Los muros interiores estaban cubiertos con cal, un buen desinfectante que además emblanquecía las paredes.

Durante la restauración de 1988 se descubrieron varias pinturas que la suciedad escondía: un dragón, un lobo, un cazador y un jabalí. Si buscan en las vigas las podrán ver.

Algunas curiosidades ya no las podemos apreciar

El antiguo púlpito de 1740 se derribó y destruyó con las obras de restauración de 1976.

Muchos bancos estaban decorados.

Una parte del retablo que se situaba en el altar mayor desde el año 1607 se conserva en el Museo Diocesano de San Sebastián.

Con la reforma de 1976 se derruyó la casa de la Serora. Allí vivía una mujer que mantenía La Antigua al día. Se había construido en 1604.

La madera de La Antigua estuvo a punto de desaparecer

En 1988 se vio que la infección de xilófagos de La Antigua era demasiado grave y se decidió intervenir. El proceso de tratamiento y restauración que se prolongó hasta 1990 fue muy cuidadoso y costoso: La Antigua, tal y como la conocemos estaba a punto de desaparecer. Por 10.000 pesetas se podía comprar simbólicamente una teja para poder colaborar en la restauración.

"Operación teja" es un ejemplo más de solidaridad de los zumarragarras.

En pantalla:

El proceso de desmontaje, restauración y vuelta a montar de piezas tanto originales restauradas como nuevas fue dirigido por el arquitecto Jesús Muñoz-Baroja.

  • Se desmontó toda la estructura de madera menos las piezas excesivamente grandes, que se desinfectaron mediante inyecciones de productos antixilófagos y se restauraron insitu.
  • Se calzaron algunos postes que no tenían buen apoyo.
  • Se hicieron moldes que se rellenaron de resina para reforzar vigas.
  • A algunas vigas se les colocó un refuerzo interior metálico.
  • El resto de las piezas se embalaron en cajas individuales y se llevaron a tratar.
  • En el tejado tanto la madera original como la madera de pino de la restauración de 1976 estaban completamente apolilladas, por lo que se procedió a desmontarlo completo y volverlo a hacer, utilizando vigas antiguas, madera nueva en algunas zonas, una capa de material aislante y teja.
  • La ermita se gaseo completamente y se mantuvo cerrada durante dos meses para exterminar lo que pudiera quedar.

davZumarraga no es Zumarraga sin la ezpatadantza

Las fiestas de Zumarraga giran en torno la ezpatadantza, un baile de espadas de origen medieval que en el siglo XVIII fue prohibido por el Obispo y, más tarde, por una orden dictaminada por el Rey.

Hoy, aún se desconoce qué es lo que tiene de especial la ezpatadantza de Zumarraga. Se ha hablado de que es más lenta que las versiones guipuzcoanas, de la variación del compás del zortziko, que lo especial es bailar ante la virgen… pero lo que sí se sabe es que seduce a todo el mundo.

Se sabe que en La Antigua se bailaba la ezpatadantza antes del 1539. Su tradición está tan arraigada que muchos vecinos guipuzcoanos visitan año tras año La Antigua el 2 de julio. Cuando conoces a los zumarragarras te das cuenta de que es imposible separar Zumarraga de la ezpatadantza y del 2 de julio.

Desde 1576 hay constancia de que se baila también en la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción. Cada 15 de agosto se puede disfrutar de este espectáculo.

La ezpatadantza no existe sin los dantzaris

Un capitán, tres atzendaris o azkendaris y ocho o diez dantzaris de cuerda conforman la ezpatadantza.

Los capitanes son elegidos por el grupo de baile mediante votación. El baile requiere agilidad en el cuerpo. Son ocho minutos y medio de punto, tijeras, cabriolas y paseos para dar el turno a los azkendaris, quienes bailan de rodillas ante la Virgen.

La ezptadantza estuvo a punto de perderse varias veces por falta de dantzaris. Pero el empeño de las autoridades para conservar la tradición hizo que contratasen dantzaris profesionales. Algunos actuaron como “maestros” de jóvenes dantzaris. Hoy se ocupa Irrintzi dantza taldea. Para tenerlo todo a punto empiezan a ensayar en Semana Santa.

El txistu y el tamboril son el latido de la ezpatadantza

Si quisiéramos separar el txistu y el tamboril de la ezpatadantza sería como ver una película muda.

El Obispado, tradicionalmente reacio a la música profana, quiso alejar los txistularis de la iglesia porque sus sones invitaban a la danza. Pero su arraigo era tan profundo que fue visto como mal menor.

Aunque hoy ya no exista como tal, durante siglos se convirtió en un empleo municipal.

Al igual que sucede con los dantzaris de la ezpatadantza, muchos zumarratarras han impulsado el conocimiento del txistu para evitar su pérdida. Desde la jubilación de los últimos txistularis municipales, hacia 1970, el ayuntamiento llegó a un acuerdo con la Banda de Txistularis Antzinako Ama.

Alguien dijo "cuesta creer, que del ingrato silbo, del sencillo y primitivo instrumento, se puedan arrancar tales armonías".

davEn Zumarraga las tradiciones se mantienen vivas

La trikitixa es sinónimo de fiesta

Dicen que la trikitixa llegó con el tren, por los trabajadores alpinos y piamonteses que vinieron a Zumarraga para construir las vías y los túneles para el ferrocarril. También se dice que, implantada en Francia, se expandió por las tierras vascas.
Juan Bautista Busca, uno de los nombres más reconocidos por la trikitixa en Zumarraga, vino de los Alpes a trabajar de minero haciendo túneles.

Joxe Oria, junto con el acordeonista Kanpazar formaban el grupo Trikitixa de Zumarraga. Luego con sus sobrinos creó los Urteaga-Oria. Desde él, trikitixa y pandero son inseparables.

A José Miguel Ormazabal le llamaban el mago del acordeón. Formó parte del grupo Urteaga-Oria.

La trikitixa hoy sigue animando las fiestas populares

La estima por la música también se trasmite a través de los coros

La Marcha de Zumarraga es un canto de voces y orquesta que homenajea a la población de Zumarraga. Habla de una Zumarraga trabajadora, acogedora de inmigrantes, que canta a la virgen de La Antigua… un canto de agradecimiento a Zumarraga por ser como es Secundino Esnaola, nacido en Zumarraga, fue el director del Orfeón Donostiarra que incorporó las voces femeninas.

A finales de verano La Antigua se convierte en escenario. Todos los sábados de septiembre se celebra el Ciclo de Música de La Antigua.

La Feria ganadera de Santa Lucía presume año tras año

La Feria ganadera de Santa Lucía y su mercado presume año tras año en las poblaciones de Zumarraga y Urretxu. El éxito está asegurado. Miles de guipuzcoanos pasean por las calles y plazas de éstas dos localidades llenas de animales, mercado y deportes vascos. Cada 13 de diciembre es música y color.

davPlaza de Euskadi

Construida entre 1862 y 1866, la Plaza de Euskadi formaba parte del primer ensanche urbano. También ha sido conocida como plaza de Artiz, de Alfonso XIII, de la República, Plaza de España y Plaza de Euskadi.

La industria y la demografía se dan la mano

En los años 50 se desarrolló un fuerte crecimiento socioeconómico. En la localidad de Zumarraga y en la comarca del Goierri se abrieron y se ampliaron industrias metálicas relacionadas con la transformación del hierro. Con la industria se produjo un incremento demográfico. La carretera Nacional 1 y la línea ferroviaria Madrid-Irún ayudaron a este desarrollo.

Entre las empresas de Zumarraga destacamos una de las más grandes de Gipuzkoa, Esteban Orbegozo S.A. (hoy Arcelor Mittal) que llegó a tener más de 3.000 trabajadores. También ha sido importante la empresa Badiola Hermanos y la de Forjas de Zumarraga.

davEl mimbre ilumina Zumarraga

Zumarraga trabajó, cultivó y almacenó mimbre. La primera fábrica de muebles de mimbre se estableció con Justo de Artiz, aprovechando las ventajas del ferrocarril. Sus muebles llegaron hasta media Europa y fueron premiados en la Exposición Internacional de Barcelona de 1888.

Aunque los documentos conservados en el archivo no señalan una actividad de alta transcendencia económica, el mimbre destaca en la memoria colectiva.
Muchos balnearios o servicios hosteleros fueron amueblados con muebles de Zumarraga.
Artiz regaló al rey Alfonso XIII muebles para su despacho.

La manufactura del mimbre pronto se extendió en Zumarraga

Unas 500 personas, la mayoría mujeres, en casa o en la fábrica, convertían el mimbre en canastas, cestos, costureros, sillas, paragüeros, mecedoras, mesas, chaises-longues, baúles, garitas de playa….

Las actividades relacionadas con el mimbre decayeron a partir de 1950 hasta desaparecer. Pero su existencia dejó tal huella que la Calle Piedad se conoce popularmente como la "cuesta de los cesteros".

Después de que Artiz introdujera la plantación de mimbre en el Goierri, fábricas y algunos particulares cultivaron mimbreras. La producción cubría las necesidades locales y el mimbre restante se exportaba.

De talleres de cesteros, en 1959 quedaban solo los talleres de Hijos de J.B. Busca (con 4 operarios), Justa Ormazabal Beristain y de Juan Urreta Lizarralde.
En el 1958 solo quedaban tres almacenistas de mimbre: Justa Ormazabal Beristain, Hijos de J.B. Busca y Rufino Mendizabal Elgarresta.

davEl Ferrocarril del Norte sitúa Zumarraga en un punto estratégico

En 1864 se inaugura oficialmente la línea Madrid-Irun. Para ello fue necesario desviar el río Urola. Hubo expropiaciones, se demolió el puente Zubi-berria, el manantial medicinal de Loidi, un frontón popular y el molino de Jauregi. A pesar de ello, Zumarraga aportó dinero a través de la recaudación municipal y popular.

El ferrocarril del Norte, de vía ancha, llega a una Zumarraga con una actividad básicamente agrícola-ganadera.

El 15 agosto de 1864 se inauguró el primer ferrocarril internacional del Estado con la presencia de Isabel II.

Zumarraga hacía de puente entre Bilbao y Francia

El ferrocarril de Durango-Zumarraga, antes conocido como El Ferrocarril del Deba, comunicaba Bilbao con San Sebastián y Francia enlazando con el Ferrocarril del Norte. El transbordo se efectuaba en Zumarraga.

En 1906, se fusionó con otras líneas de compañías ferroviarias y se formó la Compañía de los Ferrocarriles Vascongados, conocida como Los Vascos.

Se inauguró el 26 de agosto 1889. Era el primer ferrocarril de “vía métrica” de Gipuzkoa, ya que el ancho de vía medía un metro

Inicialmente de tracción a vapor, los Vascongados, se electrificaron en 1929.

La estación de Los Vascos fue derribada en 1988.

Las carreteras adelantan el tren.

Las carreteras supusieron un descenso de pasajeros tal que en 1972 empezaron a clausurarse, por tramos, los Ferrocarriles Vascongados.

Desde 1982 esas líneas de vía métrica de Gipuzkoa dependen del Gobierno Vasco, bajo la Sociedad Pública Eusko Trenbideak.

El Tren del Urola, el gure trena, unía la comarca del Goierri con la costa

Creado por iniciativa de la Diputación de Gipuzkoa después de varios intentos con empresas privadas, fue el último tren en construirse y el último en desaparecer.

Inaugurado el 22 de febrero 1926 por el Rey Alfonso XIII, dantzaris, txistularis y la Banda municipal de Música le dieron la bienvenida.

Fue un ferrocarril eléctrico desde su inauguración.

Las estaciones fueron diseñadas por un mismo arquitecto: Ramón Cortazar.

Los días calurosos de verano, el ayuntamiento de Zumarraga lanzaba un cohete. Era la forma de anunciar que el gure trena salía hacia Zumaia, destino a la playa. Por un precio colectivo uno podía ir a darse un chapuzón.

El acuerdo entre el Ayuntamiento y el gure trena hizo que muchos zumarragarras aprendieran a nadar.

Contaba con cinco servicios diarios de ida y cinco de vuelta.

El 16 de Julio de 1986 fue el último día que circuló.

Ahora puede recorrer un corto trayecto ya que se ha rehabilitado como tren turístico.

El tren de Zumarraga-Zumaia se llamaba Ferrocarril del Urola porque seguía el valle del río del mismo nombre.

Los primeros billetes fueron bilingües. En una cara el contenido del billete estaba redactado en castellano y el anverso en euskera. Se estableció así porque la zona atravesada es una de las que en mayor extensión se habla el vascuence, hasta el extremo de que hay muchos caseros que no conocen el idioma castellano debido a las condiciones topográficas del país que hace que vivan aislados en las montañas. En 1938, durante la Guerra Civil española, estos billetes fueron sustituidos por otros escritos enteramente en castellano.

davZumarraga, vestida de hierro, conserva sus tradiciones

El tren y la industrialización fueron elementos claves en la evolución histórica, económica y social de la villa. Zumarraga se abrió al desarrollo pero mantuvo sus tradiciones.

Zumarraga cuenta con un antes y un después de la llegada del tren

El tren cambió la fisonomía de Zumarraga: el término municipal se amplió, se construyó un nuevo edificio para el Ayuntamiento, un hospital y una escuela. Con el tren aparecieron posadas, hoteles y la industria moderna se reafirmó.

Zumarraga se convirtió en una localidad privilegiada

La situación geográfica convirtió la población de Zumarraga en una localidad privilegiada de España ya que contaba con tres estaciones: la del Ferrocarril del Norte, la de los Ferrocarriles Vascongados y la estación del Tren del Urola. Todas ellas confluían en la Plaza de las Estaciones.

Además, en los años 40 Patricio Echeverría construyó un ramal industrial desde Zumárraga hasta Legazpia con tres carriles.

En los años 50 Zumarraga era un trasiego de mercancías y viajeros: más de un millón de pasajeros anuales.

davSanta María se traslada

El núcleo urbano, que se había empezado a crear a finales del siglo XV y que un siglo después había crecido considerablemente, necesitaba una parroquia que cumpliera con las necesidades eclesiásticas de su población. Así, en 1576 se empezó a construir una nueva iglesia en pleno centro urbano. De esta forma, el protagonismo que durante la Edad Media había tenido el templo parroquial de Santa María (la actual Antigua) fue cediendo paso a un nuevo templo religioso: la iglesia de la Asunción.

Una nueva iglesia se construyó en el núcleo urbano

Para poder construir el templo se hizo necesario comprar varios solares del entorno.

Los maestros canteros que iniciaron las obras se llamaban San Juan de Altuna y Santuru de Arizti.

El interior del templo se proyectó como un gran salón: las tres naves son de igual altura. Un espacio amplio donde podía entrar un gran número de fieles. Este tipo de iglesias, reciben el nombre de iglesias de planta salón.

No todo el mundo estaba de acuerdo con el traslado

El proyecto de trasladar la parroquia de ubicación generó una gran polémica entre los vecinos de Zumarraga.

La Antigua aunque dejó de ser parroquia continuó con su función religiosa, esta vez convertida en  ermita.

Mesa Audio

Audio 1: Amador de Arriarán (viudo de Francisca de Legazpi) y Juan de Zavalo. Vecinos de los barrios de Zufiaur y Barrencale, año 1565.

"la dicha iglesia parrochial de nuestra señora de Çumarraga estava fundada en una sierra alta áspera apartada de todo poblado y de las casas donde los dichos sus partes y otros muchos parrochianos bivían de manera que ellos ni sus familias especialmente las personas viejas, flacas e ançianas e mugeres preñadas no podían yr a la dicha su parrochia a recivir los sanctos sacramentos... en ynbierno por las muchas nieves y hielos e aguas que cayan y lodos que açia y en berano por los grandes calores y gran distancia y dificultad de camino "

Audio 2: Martín García de Urrutia; Domingo de Aizpuru y Joan de Igarza, en nombre de los vecinos del Barrio de Soriaiz, año 1560, (pleito a los vecinos de Barrencale).

"lo que había movido e movía a la parte solicitante del traslado eran intereses y pasión particular, porque lo que querían era tener la iglesia en la puerta de su casa"

Audio 3: Bárbara de Leturia y María Saez de Barrenechea, año 1571 (marzo).

"en contra se traslade la dicha Iglesia parroquial ni se aga otra"

Audio 4: Obispo Diego Ramirez de Fuenteal, año 1574 .

"si la dicha Iglesia se trasladase e erigiese de nuevo sería mejor gobernada e servida e los parroquianos acudirían a su parroquia"

Audio 5: La decisión: 14 octubre 1576 (texto Obispado de Pamplona) .

"Declaro, que esta dicha Iglesia de Santa María de abaxo así trasladada, de oy más sea la Parroquia de la dicha Universidad de Çumarraga y en ella queden todos los derechos y actos parroquiales y a ella acudan con todas las décimas y derechos que asta aquí acudían a la otra y a esta acudan todos los feligreses a oyr los divinos oficios y recibir los Sacramentos así a enterrar como a todo lo demás, como a tal parroquia".

davLegazpi, un aventurero que cruzó el Pacífico

El siglo XVI supuso un gran avance en el conocimiento geográfico del mundo. Expediciones promovidas por los monarcas permitieron ampliar las formas y dimensiones de la tierra. El objetivo perseguido era el de encontrar nuevas vías de acceso marítimo entre Asia y América. Numerosos vascos formaron parte de estos descubrimientos, entre ellos el zumarragarra Miguel López de Legazpi.

La expedición

21-11-1564 - Legazpi y su tripulación zarpan del puerto de Barra de Navidad, Jalisco. Mexico.

Pasan por el Archipiélago de las Marianas.

22-01-1565 - Desembarcan en la Isla de Guam.

03-02-1565 - Zarpan rumbo a las Islas de Poniente, Las Filipinas.

13-02-1565 - Tocan tierra en la Isla de Samar.

21-02-1565 - Llegan a Leite.

05-03-1565 - Llegan al puerto de Cabalian.

Se expanden por las islas, excepto Mindanao y las islas de Sulú.

16-03-1565 - Llegan a Bohol por Tagbilaran. Allí, ese mismo día, hace LEGAZPI el primer pacto de  sangre con el Jefe SIKATUNA.

27-04-1565 - Llegan a la Isla de Cebú.

1567 - Las nuevas posesiones se organizan bajo el nombre Islas Filipinas.

Sigue la expansión por las islas de Panay, Masbate, Mindoro y Luzón.

24-06-1571 - Legazpi funda la Siempre Leal y Distinguida Ciudad de España en el Oriente de  Manila.

Un zumarragarra en Las Filipinas

Miguel López de Legazpi, nacido en Zumarraga, fue el protagonista en la conquista de las Filipinas.

Se desconoce la fecha exacta de su nacimiento, pero se sabe que nació en Zumarraga a principios del siglo XVI. Era hijo de una importante familia que poseía la denominada casa torre de Legazpi, edificio que hoy en día se puede visitar.

La casa torre también identificada en las fuentes documentales como Jauregui Handia en la actualidad se ubica en el Barrio de Artiz (Artiz Auzategia), muy próxima a la estación de tren.

Miguel López de Legazpi se asentó en Nueva España (México) en 1528. Aquí se casó y desempeñó diversos cargos relacionados con la administración llegando a ser alcalde de la capital.

En 1564 junto con el cosmógrafo y navegante Andrés de Urdaneta, natural de Ordizia, llevó a cabo la expedición que trajo consigo la conquista de Filipinas.

A pesar de los peligros, merecía la pena arriesgarse

El 21 de noviembre de 1564 partió desde el puerto de Navidad en Jalisco, México, una expedición de cinco naves rumbo a Las Filipinas: 200 hombres de armas, 150 marineros, 5 religiosos y varias personas

que no fueron registradas, formaron parte de la tripulación. Miguel López de Legazpi fue nombrado general, mientras que Andrés de Urdaneta asumió el mando náutico y religioso.

La travesía no era fácil. Más de tres meses de viaje expuestos a las condiciones de la mar, a enfermedades, a los ataques piratas y a la escasez de víveres.

Pero las recompensas eran grandes. El afán por descubrir, la posibilidad de hacer riqueza y el espíritu emprendedor eran estímulos suficientes para iniciar la aventura.

En abril de 1565 la expedición llegó a la isla de Cebú y aquí construyeron el fuerte de San Pedro que fue la base para la conquista del archipiélago filipino.

Años más tarde, en 1571 Miguel López de Legazpi fundó Manila convirtiéndola en la sede del  gobierno del archipiélago. Poco después, en agosto de 1572 falleció en la isla.

A finales del siglo XIX el pueblo de Zumarraga quiso homenajearle erigiendo una escultura en su honor. El monumento se levantó en 1897 en el centro de la Plaza de Euskadi tal y como se puede contemplar hoy en día.

Zumarraga cuenta con una calle llamada Islas Filipinas. La isla de Samar en el archipiélago filipino tiene un municipio llamado también Zumarraga.

Mesa Audio:

Cartas enviadas por Diego de Legazpi, sobrino de Miguel López de Legazpi.

Manila, enero de 1574

"...A veces, hermana Ana, el mar está loco. El último viaje que hemos realizado ha sido un verdadero pánico. La tempestad tan pronto aullaba como silbaba; las olas llegaban a todas partes; el mar tomaba un aire de confusión y espanto...Todo pasó. Pudimos salvarnos, no sin antes haber recordado a esa virgencita que tanto veneramos en las faldas de Beloqui, a cuyos pies enterramos a nuestros queridos antepasados.

En un momento me pareció que abrió su manto para cobijarnos bajo él. En la primera visita que le hagas, dale las gracias de este su más ingrato hijo".

Manila, mayo de 1571,

"…Por fin ha aceptado mi querido tío Miguel lo que tanto yo anhelaba, y era que bendito el día que me permitiera embarcar para ver así más mundo, ilusión esta que me propuse al salir de esa incomparable tierra que en ausencia la recuerdo más y más. Me ha nombrado intendente o administrador de un barco mercante que es conocido como el más veterano entre Manila y Cacao".

Manila, julio de 1572,

"…En estos últimos días noto una gran mejoría del malestar que últimamente me aquejó, por lo que he tenido ocasión más de una vez de visitar y compartir con el querido tío don Miguel. Cada día es más el aprecio y estima que mi tío profesa al indígena del lugar, haciendo que todo subordinado suyo adquiera la lengua y costumbres del lugar".

En la siguiente carta redactada en agosto de 1572 desde Manila, Diego da cuenta a su padre del hermano de éste:

"…el tío don Miguel ha muerto dentro del corriente mes. Un fallo del corazón acabó repentinamente con su vida. Al día siguiente de ser enterrado en la iglesia de San Agustín, han entrado en Manila su nieto Juan de Salcedo y el capitán Goñi, tras haber realizado felizmente la misión que el tío don Miguel les había encomendado: la sumisión y unión de todos los archipiélagos mediante el establecimiento de pactos pacíficos. Desde su muerte me siento huérfano en estas islas, lejos de tu bendita sombra y la de mi amado tío que aquí se ha desvanecido".